Primera novedad del año:
Punto de Encuentro de Malu Kruk

3 poemas random


Pedraza al 3900

adentro y afuera
del barrio las primaveras
no traen flores
a mi no me dejaban jugar en la calle
y, sin embargo,
todas las esquinas
cornisas de humo
tetra mordisqueado
perros sobrevivientes
bingos clandestinos
pasillos ajenos
la cumbia al palo
los vecinos que no conocí
el 9
Warnes y Obon
mis amigas de Caraza, Ilaza o del tercero
aunque ya no viva ahí
aquel rancho de Pedraza
donde fui feliz
con mis hermanos
con mis abuelos
con Teresa y Juan
aquel jardín de árboles inmensos
sigue sugiriéndome poemas
de madrugada
cuando no puedo dormir
 
¿es posible nombrar
aquello que olvidamos? 
hay cosas
también personas
que no recuerdo del todo
vienen a mí
vertiginosamente
susurros amorfos
rostros familiares
esquirlas
sí pedazos
que lo desestabilizan todo
tiemblo y pierdo
el pulso 
la ropa 
los escondites
la defensa

hoy me toca viajar parada

miro a través de la ventana
reconozco
todos los rostros
contenidos en auriculares
el cansancio de las bocas
las rodillas y sus aureolas
las voces aún dormidas
dibujo nombres en los cuerpos
ahí está Juan tiene 5 pibes que alimentar
allá va Daniela de la facultad al estudio contable
miren a Ezequiel acaba de morir su abuelo
que además era su padre
coincido en los bostezos
un hilo tensando los sueños
mientras funambulistas
caen e intentan la hazaña
una y otra vez
habitamos en el transporte público
las formas de la ausencia
y de la insistencia
también
 
La autora
 
Malu Kruk (1985, Lanús). Profesora en Lengua y Literatura. Asistió a los talleres de Isabel Vasallo, Osvaldo Bossi y Clara Inés. Integrante del colectivo poético +Poesía. Tiene 6 gatos.
 

 

 
El libro según Malu:
 
Punto de Encuentro se nutre de situaciones cotidianas, tanto propias como de las que observo, también de cosas que imagino. El libro es una ruta, una voz poética que se propone un despliegue entre recuerdo, huellas de esas memorias, el crecimiento en sí mismo, el trabajo, la familia, el darse cuenta de lo que implica el paso del tiempo y, luego de ese reconocimiento, las consecuencias: el empoderamiento o alguna sensación de libertad.

Los poemas intentan transmitir empatía, algunos reflejan situaciones y espacios comunes a una gran mayoría (la oficina, el barrio, la familia, la nostalgia, las búsquedas personales), bien podría ser un libro cuyo recorrido puede ser apropiado y resignificado por cualquier lectorx.

Tres palabras que lo definen: NOSTALGIA, OFICINA, LIBERTAD